Prejuicio: El desagrado por los demás

http://www.psiknos.com/wp-content/uploads/grupo2.jpg

     

                                                                  

              Rocío Escalona                      Natalia Meza                        Claudia Navarrete


 

 Prejuicio: El desagrado por los demás » Tipos de prejuicios: A) Prejuicios de género

 6 Comments- Add comment | Back to Tema 12 Written on 07-Dec-2009 by Inactive user

Los hombres y mujeres tienen aproximadamente las mismas probabilidades de manifestar  gran parte de los rasgos de personalidad y las capacidades mentales y físicas, y también miedos y deseos, esto quiere decir que los seres humanos compartimos la mayoría de las peculiaridades que nos caracterizan como especie. Sin embargo, pese a esto las mujeres constituyen un grupo en desventaja que difiere de los otros grupos y los prejuicios conllevan muchas veces a actitudes discriminatorias, ya sea de manera violenta y sutil, sexual y asexuada, la forma sutil es la más constante en la vida de las mujeres. Los prejuicios de género descarados ya casi han desaparecido al igual que en los raciales.

La fuerza laboral en la actualidad está conformada por un 44% de mujeres, y están muy  poco representadas en las posiciones de mayor autoridad. En la mayor parte de los países el salario promedio de las trabajadoras no supera el 60% del salario de los hombres. Y en cuanto a los ascensos trata, las mujeres parecen estar bloqueadas, lo que Robertson (1989) llama “techo de vidrio”, ya que pueden ascender hasta ciertos puestos  y de ahí no avanzan. Al mismo tiempo las mujeres son las que llevan la carga del trabajo domestico y el cuidado de los hijos (Hughes y Galinsky, 1994).

Una de las diferencias de género mejor documentadas es que los hombres suelen ser más agresivos, sobre todo en el tipo de agresión que produce daño físico o dolor (Eagly y Steffen, 1986).

Origen de las diferencias sexuales:

Los estudiosos del área han adoptado diferentes posturas al respecto. Desde el punto de vista biológico, algunos expertos señalan que los factores genéticos son la base de algunas diferencias sexuales (Benbow y Stanley, 1980)

También está la teoría de los roles sociales (Eagly, 1987, Eagly y Wood, 1991), de acuerdo a esta teoría las diferencias emergen de las expectativas sociales respecto de la “conducta apropiada” de mujeres y hombres.

Esta teoría atribuye  las diferencias sexuales a las distintas expectativas de la sociedad, a un factor cultural (Hoffman y Hurst, 1990).

Las diferencias sexuales se deben a que hombres y mujeres son considerados de distinta forma y nosotros nos adecuamos a estas expectativas sociales.

Desde pequeños los niños son enseñados a que deben jugar con autos; las niñas con muñecas, y las investigaciones han mostrado que ambos sexos son estimulados a actuar de esa manera (Maccoby, 1990).

Más adelante son los libros, medios de comunicación e instituciones los encargados de continuar este proceso de socialización, reforzando las expectativas sociales de cada sexo (Clark, Lennon y Morris, 1993; Craig, 1992).

Con esto con frecuencia vamos internalizando y concordando con nuestros roles y estereotipos de género, sumado a la presión social que sentimos para ajustarnos a ellos (Brown y Geis, 1984).

Esta serie de supuestos que hemos contruido a partir de las diferencias de género, han creado identidades de género y con esto, los prejuicios y discriminación de género.

Prejuicios de género:

Idea u opción de rechazo, que se tiene de los hombres o las mujeres, a partir de percepciones creadas o aprendidas, los que pueden ser  verdaderos, erróneos o exagerados. Muchas veces conducen a estereotipos de género.

Los estereotipos de género  son creencias que tienen las personas de cómo deben comportarse las mujeres o los hombres, los estereotipos son generalizaciones sobre un grupo de personas, no son prejuicios, pero pueden sustentar prejuicios.

Ya que los estereotipos son creencias sobre las características y conductas habituales que poseen hombre y mujeres, los estereotipos de género son compatibles con el trato diferencial de hombres y mujeres en los entornos laborales (Worchel, 2004).

 

Send to a friend

Comments

Leave a Comment









Loading …
  • Server: web1.webjam.com
  • Total queries:
  • Serialization time: 79ms
  • Execution time: 98ms
  • XSLT time: $$$XSLT$$$ms